Flor nacional de Austria

flor nacional de austria Leontopodium alpinum

La flor nacional de Austria, también se conoce como flor de las nieves, o en alemán: Edelweiß (Edelweiss). Cada uno de estos nombres, en realidad, hace referencia a la Leontopodium alpinum, una planta con flores blancas que ha sido un símbolo de importancia, durante años, no sólo para Austria, sino, así mismo, para otros países, como Alemania y Suiza.

De hecho, en la actualidad, es empleada en el escudo del ejército austríaco. Esto se debe a que, tradicionalmente, se ha relacionado con valores como el coraje y la verdad.

En cuanto a la etimología de la flor nacional de Austria, Edelweiss es una palabra que deriva de la palabra blanco y de noble o puro.

Características de la flor nacional de Austria

La leontopodium alpinum, o Edelweiss, es una planta perenne, que habita en regiones de montaña. En diversos países, se encuentra bajo estricta protección de especies. Cultivar la flor nacional de Austria no es la tarea más fácil, pero vale la pena asumir el desafío dada su belleza.

Se trata de una planta de la familia Asteraceae, que se encuentra naturalmente en las montañas de Europa; cubriendo áreas desde 1.800 m hasta una altitud de aproximadamente 2.300 m sobre el nivel del mar.

Por otra parte, suele contar con una altura que va de los 5 cm a los 30 cm de altura. Las hojas del tallo lanceoladas de color azul grisáceo forman mechones bajos en el suelo, y el tallo erecto tiene flores tubulares amarillas rodeadas de hojas musgosas de color blanco grisáceo que se asemejan a flores en forma de estrella. El fruto de esta flor son pequeños aquenios, cada uno de los cuales esconde una semilla.

Te puede interesar:   Flor nacional de Inglaterra

Cultivo y cuidado

La flor nacional de Austria se puede cultivar en jardines de rocas y jardines de rocas, siempre que las plantas perennes cuenten con las condiciones adecuadas. Si deseas cultivarla durante muchos años, lo mejor es seleccionar un sustrato seco y calcáreo, preferiblemente en las partes superiores del jardín, donde el suelo se seque más rápido.

La flor de edelweiss crecerá bien en grietas de rocas en una posición soleada. Las plantas se plantan en suelo arenoso y de grava con un pH alcalino. El pH del suelo debe controlarse de vez en cuando y, si es necesario, se debe encalar el suelo. En condiciones de jardín, la planta puede alcanzar, incluso, los 40 cm de altura.

La flor de las nieves soporta bajas temperaturas de alta montaña, porque en su hábitat natural está protegida por nieve y rocas.

La capa de nieve es un aislamiento térmico natural y no es una fuente de agua hasta que se derrite. El problema no surge hasta la primavera, cuando la nieve comienza a derretirse. El cuidado de las plantas consiste en drenar el jardín para que los deshielos primaverales no provoquen la pudrición de las raíces perennes de la montaña. El drenaje efectivo del exceso de agua permitirá que la edelweiss forme grumos compactos y saludables.

Reproducción y plantación de la planta.

La planta está bajo estricta protección de especies, por lo que no podemos tomar esquejes de edelweiss silvestres ni usar sus semillas. Para nuestro jardín alpino, compraremos semillas y plántulas de Leontopodium alpinum en centros de jardinería y en tiendas de jardinería acreditadas. Y es algo que vale la pena, ya que esta flor le dará a tu jardín un aspecto original y una atmósfera específica.

Te puede interesar:   ¿Cuál es la flor nacional de Alemania?

Idealmente, las semillas se siembran primavera. Las estratificamos almacenando las semillas a baja temperatura durante varias semanas, y luego las sembramos en macetas, cubriéndolas ligeramente con tierra. Las semillas deben exponerse a la luz y emerger a una temperatura de alrededor de 12 grados centígrados. Después de aproximadamente 2 semanas, aparecerán plantas jóvenes. Los acolchamos cuando aparecen las dos primeras 2 hojas. Así mismo, se puede propagar por medio de esquejes. Para ello, lo mejor es llevar a cabo el procedimiento una vez cada dos años, después de la floración, al final del verano. También podemos dividir la planta durante el periodo de primavera. La división de las matas tendrá un buen efecto en el rejuvenecimiento de las edelweiss y prolongará su vida. Las plántulas obtenidas de esta manera se plantan inmediatamente en el lugar seleccionado.

Compartir en tus redes sociales

José Delgado

Biólogo con 15 años de experiencia en temas ecológicos y ambientales. Me encanta viajar y conocer el mundo. Defiendo el derecho de todas las personas a tener un planeta limpio y sostenible. Para cualquier consulta y contacto estoy a tu servicio para lo que te pueda ayudar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *